Jennifer Maestre..


Esculturas orgánicas hechas con lápices de colores, la belleza de las formas marinas, de sus curvas danzarinas y sus complejas formas representadas por estos afilados objetos.





Como ella misma lo define, sus trabajos están inspirados en los erizos de mar, tan peligroso pero hermoso, sirve como una advertencia explícita contra el contacto. El atractivo de la textura de espinas señala el contacto a pesar de las posibles consecuencias, el empuje y atracción, el deseo y la repulsión.





Primero saca punta a diminutos lápices de una pulgada, después los cose con alambre y a medida que lo hace los va dando forma, me encanta la realización.

Se necesita mucha paciencia, mucha evolución y cambios y muchos lápices.

Jennifer Maestre

5 comentarios:

Víctor dijo...

El de la papeleria debe estar encantado con la destreza de la artista.

Anita Patata Frita dijo...

0.0 que lástima de alpinos jajajaja

Zapa dijo...

La escultura de la última foto... cómo se coge???

Cosechadel66 dijo...

Me parecen maravillosas y muy creativas. Yo también le dedique un post hace unos meses.

Carpe Diem

Anónimo dijo...

muy bueno son pocos los que pueden crear cosa tan copadas suerte